Jazztel y adsalsa son unos putos spammers

Jazztel y adsalsa, haciendo spam durante toda la vida.
Adsalsa y jazztel son unos putos spammers.

Desde siempre los de jazztel han sido unos putos spammers que te llamaban a mediodía a dar por culo, intentando venderte su mierdoso producto.

Hoy se han aliado con unos spammers que se hacen llamar adsalsa, para seguir molestando a la gente, intentando vender una estafa más, de las muchas que jazztel de siempre ha hecho.

Idos a la mierda, cabrones.

 

 

685450537 spam de los pesados de orange

Orange son unos spammers y unos pesados.
Los majarones de orange

Un majarón desde el móvil 685450537 me llama para contarme no se que historias para que me pase a orange.

A éste, lo dejé un rato hablando solo mientras hacía otras cosas y cuando volví, ya había colgado.

Una lástima porque a los pesados de telefonía, les hago miles de preguntas para hacer que pierdan el tiempo.

Otra vez será.

Ser uno mismo con el GTA 5

moviles tactiles baratosHoy me río del pasado y desde la distancia que me brinda el paso del tiempo, veo mi antigua vida como algo lejano y ajeno.

No me siento orgulloso de lo que hice, pero mi infancia fue difícil y las circunstancias explican cómo terminé metido en el mundo de la mafia y la delincuencia.

Creo que por mucho que me hubiese esforzado por no caer, habría sucumbido igualmente. Cuando tienes diez años y tus familiares más próximos te obligan a hacer ciertas cosas, no tienes elección. A esa edad aún no.

Hoy tengo muy claro que no volvería jamás a aquel mundo, y que soy feliz en la paz de mis montañas, viviendo como un eremita.

Resido en medio de la nada desde hace diez años. Tengo mi propia casa que yo me construí, mi huerto, mi granja y no necesito nada del mundo exterior. Soy más que autosuficiente. Y por encima de todo, vivo en paz conmigo mismo y contento.

Si recibo algo de fuera, es únicamente porque así quiero que ocurra.

Estudiar electrónica e informática mientras estaba en prisión, me sirvió mucho para hacerme mis propias instalaciones eléctricas, fotovoltaicas y de internet.

¿Y cómo vas a tener internet viviendo en medio de la nada, os preguntaréis? Pues ahora no os lo voy a contar, pero si queréis visitarme alguna vez en mi hogar, estaré encantado de mostraros cómo lo hice.

Gracias a internet (al que conseguí conectarme hace menos de un año), superé mis traumas y la gran depresión que sufrí hace unos meses. No necesité ningún psicólogo ni tratamientos ni nada por el estilo. La navegación por el ciber universo, me resultó suficiente y muy gratificante.

Y ese es, por ahora, el único contacto que me interesa con el exterior.

En mis primeros días de navegación por conocidos buscadores, tuve la gran suerte de encontrar un foro de aficionados a juegos de todo tipo. Por puro azar, entré en un hilo de discusión de donde hablaban de un juego –para mí entonces totalmente desconocido- llamado GTA 5 para iPhone-. Aparte de mi ordenador de sobremesa, recientemente había adquirido un iphone (la tecnología me encanta, a pesar de vivir en las montañas), así que me mostré especialmente interesado.

Porque yo los móviles los uso en mi casa para muchas cosas, salvo para hacer llamadas. Y una de las cosas para las que me interesaba era precisamente para descargar juegos.

En cuanto investigué un poco en el foro, supe cómo descargar GTA 5, y lo hice en un momento.

Nada más leer la sinopsis de este juego, quedé fascinado, porque Michael, uno de sus protagonistas, era un calco de mi propia vida.

Me sentí tan identificado, que desde el principio supe que era especial y que el destino había querido que aquella tarde fría de diciembre, yo encontrara el foro de juegos y pinchara justo en el hilo de discusión del  GTA 5.

A veces creo que alguien conoció mi historia real e hizo a este personaje de ficción basado en mí. Sé que no es posible, pero me gusta imaginar que es así.

Cada día, me evado y vivo unas horas en un mundo paralelo llamado Los Santos, donde me han proporcionado una nueva identidad y donde mi vida se complica mucho más de lo que yo esperaba.

Al igual que Michael el del GTA 5, yo también descubrí un día que mi mujer me engañaba con mi entrenador de tenis… Y enfadado, creí que hacía bien en destrozar su gran mansión…

¿Pero cómo iba yo a saber que esta casa era propiedad de la novia de un narco mejicano…?

La historia de mi vida…

Pero el caso es ese: que jugando al GTA 5 soy muy feliz y ahora soy un hombre nuevo. Y por si fuera poco, el juego va genial en mi nuevo Iphone, así que aprovecho cualquier rincón de mi casa de las montañas para echar una partida.